SIGUENOS

Blog

Primera división: yo sí creo oportuno bajar a 10 equipos

A ver: yo sí creo que la primera división del fútbol nacional debería tener solo 10 equipos. El número puede ser arbitrario, como apuntaba la semana pasada el colega Gerardo Mora Pana. Pero, igual, cualquier número que se decida, lo será.

El tema volvió al tapete hace algunos días, pese a que para muchos pasó inadvertido cuando la Asamblea de la UNAFUT tomó el acuerdo de pasar de 12 a 10 equipos en tres temporadas, antes del arranque de la actual temporada 2020 – 2021, en agosto pasado.

Yo igual creo que si la UNAFUT concreta ese paso a 10 equipos en la primera división, se debería modificar la estructura completa, para establecer tres ligas de 10 equipos cada una. Eso abarcaría los mismos 30 equipos que hoy suman entre la primera división y la Liga de Ascenso.

Así, en primer lugar, se le podría dar una misma estructura a los tres torneos. Yo prefiero un campeonato anual de cuatro vueltas, todos contra todos, y que el campeón sea el que más puntos haga, mientras el último lugar sea el que descienda. Serían 36 jornadas.

Pero, igual, como a muchos les gustan los torneos cortos, pueden ser dos, a dos vueltas, para 18 jornadas por cada uno. Si todos juegan la misma cantidad de partidos, las vacaciones comenzarían en una misma fecha para todos, lo mismo que la pretemporada. Eso también es parte del fair play.

No me gusta lo de la segunda fase, porque creo conveniente premiar la regularidad. Eso de llegar de último dejando los pelos en el alambre, para sacar el título en cuatro partidos, no es lo mío.

Yo veo varios problemas con el esquema actual, y los he apuntado otras veces:

-En primer lugar, se juegan demasiados partidos por temporada. Actualmente son 52, y en el pasado llegaron a ser hasta 58. Eso impide el descanso y la recuperación apropiada de los jugadores, pero también, que los técnicos puedan trabajar aspectos tácticos correctivos en los entrenamientos (porque casi no hay).

-En segundo lugar, obliga a jugar en las fechas FIFA. Eso afecta a los equipos que aportan jugadores a la Selección Nacional. Es un contra sentido. Porque, un equipo contrata lo mejor posible para tratar de ganar el título. Pero, en el camino, puede terminar perdiendo a sus mejores jugadores hasta por 18 fechas. No es razonable, como tampoco lo es que bajen un jugador del avión de regreso al país tras una gira con la Selección, y lo lleven en carrera al estadio para que juegue con su equipo. No es profesional.

-En tercer lugar, se castiga la participación internacional de los mismos equipos de la primera división. Revisen solo las últimas cuatro temporadas. Santos, Herediano, Alajuelense y Saprissa (dos veces) llegaron a la final en Liga CONCACAF. Y siempre debieron jugar jornadas de reprogramación, porque aquí se juega el torneo local en las mismas fechas en que hay CONCACAF, a falta de más espacios en el calendario. Eso es absurdo.

A todo eso hay que sumar la cuestión financiera. Si alguien revisa los datos de las últimas temporadas previo a la pandemia, se dará cuenta de que hay equipos que reportaron apenas 30 ó 35 millones de colones en taquillas en el año. Y hubo partidos en los que se reportó cero entradas vendidas.

Hay equipos que no tienen aficionados, y para mi gusto, eso los descalifica para estar en primera división porque no tienen forma de salir adelante con sus costos. Quizá por eso han aparecido tantos capitales extraños en el fútbol de un tiempo a la fecha.

Se que habrá quienes digan que hay equipos de Liga de Ascenso que tienen muchos aficionados. Pero eso es una fantasía, porque en realidad, son personas que los tienen como segundo equipo. Grecia llenaba su estadio en el Ascenso, igual que Jicaral, igual que Limón, igual que Santos. Pero, en primera, las bajas asistencias dan lástima.

Y, finalmente, si el tema es una representación regional, como también sugería Gerardo, habría que preguntarse por qué Guanacaste y Puntarenas, por ejemplo, hoy no tienen equipos en primera división. No está prohibido; solo que no supieron conservar sus plazas con el desempeño de sus equipos en la cancha.

Por ahora, lo dejo aquí. Pero, ciertamente hay más elementos por señalar.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Blog