SIGUENOS

Controversia

Los temas pendientes en torno al fútbol nacional

La Federación Costarricense de Fútbol (FCRF) y el técnico de la Selección Nacional de Fútbol Mayor Masculino, Luis Fernando Suárez sellaron este lunes la extensión del contrato del colombiano con miras al proceso eliminatorio rumbo a la Copa Mundial de la FIFA Estados Unidos, Canadá y México 2026.

Las razones para mantener a Suárez en el cargo en realidad sobran. Allí no hay ninguna discusión después de que el técnico le encontrara el rumbo a la Selección luego de un inicio complejo y donde incluso llegó a mostrarse dubitativo. Por ello ni siquiera hace falta mencionarlas.

Pero, tras la renovación, indudablemente quedan temas pendientes de resolver en el fútbol nacional. Y el propio Luis Fernando Suárez dejó ver algunas de sus inquietudes al respecto.

Cree que los equipos costarricenses deben tener mayor participación internacional, algo que los dirigentes han desdeñado a través del tiempo al insistir en una competición doméstica sobrecargada de partidos, sin ningún sentido.

A juicio de Suárez, ese roce internacional debe contribuir a posicionar mejor al fútbol costarricense en la región, más allá de lo que diga el ranking de la CONCACAF, pues siente que mientras otros países están creciendo, Costa Rica se ha quedado estancada.

Y también ve necesario tener espacios de trabajo para la Selección Nacional de Fútbol toda vez que deberá darle forma a un proceso que hasta ahora debió hacer sin planificación, como es el recambio generacional.

También le interesa que se mejoren las canchas donde juegan los equipos de la primera división, porque eso permitirá a los jugadores un mejor desempeño.

Para leer más: El Ricardo Saprissa, otros estadios, los requerimientos técnicos y el aforo

¿Qué de todo eso se podrá lograr? Parece difícil avanzar en esas direcciones con una dirigencia que da la espalda de manera consistente a cualquier posibilidad de análisis de situación que implique aceptar que el formato de los torneos de la primera división del fútbol nacional no es apropiado.

Una temporada de 57 partidos por año rebasa todo límite imaginable en el contexto internacional. Las grandes ligas europeas andan alrededor de 38 partidos por año. Y eso permite un manejo razonable del calendario, precisamente porque se debe agregar la participación internacional de los clubes.

Pero, eso no es tema para la dirigencia. Por ejemplo, don Orlando Moreira, vicepresidente de Fuerza Herediana, un tanto molesto por la pregunta de este servidor, se ha dejado decir primero que es falso hablar de una temporada de 57 partidos porque la actual se recortó.

Lleva razón solo en una pequeña parte, y hay que tener cuidado con eso. Porque al actual Torneo Apertura se le quitaron seis fechas con respecto a los anteriores. Pero, el Clausura venidero será igual que siempre, con 28 fechas. Y eso nos deja en 51 fechas en la temporada.

Es un aviso claro de que los dirigentes solo hicieron un ajuste para evitar, por ahora, que el calendario los ahorcara. Pero es claro que volveremos a lo mismo de siempre. De hecho, el propio Moreira lo hace evidente cuando dice que “de todas maneras, el otro año no hay eliminatoria”.

Pasa por alto que la eliminatoria se juega en las fechas FIFA. Y que en 2023 pese a no arrancar la eliminatoria aún, igual habrá cinco fechas FIFA, como siempre, y además, habrá Copa Oro.

No hay cambio, más allá de que este año se incluyó una fecha FIFA en febrero debido a que la eliminatoria comenzó un año tarde como resultado de la pandemia por el COVID-19.

Si los dirigentes no se ponen serios con estos temas, es muy probable que en algún punto se rompa la relación con el señor Suárez y se corte el proceso que lleva en la Selección Nacional de Fútbol. Si eso no ocurre, en todo caso, es previsible que el técnico no pueda trabajar como pretende y los resultados no sean los esperados.

Lo dirigentes tienen la palabra…

More in Controversia