SIGUENOS

Controversia

El Ricardo Saprissa, otros estadios, los requerimientos técnicos y el aforo

En el Deportivo Saprissa han sido esquivos y muy recelosos cuando de hablar del problema que mantiene limitado al 50 por ciento el aforo en el estadio Ricardo Saprissa se trata.

Al parecer la situación surgió hace ya más de dos años, pero nadie en el Saprissa ha sido claro en detallarlo al público. Entendemos que Saprissa es, en esencia, una empresa privada, pero no podemos obviar que no solamente sus socios son los que lo sostienen, aunque eso parece no ser tema para los dirigentes.

Saprissa mueve lo que mueve en ingresos debido al importante número de seguidores que tiene, más allá de que la inmensa mayoría de ellos no son socios de la institución. Y, ciertamente, hoy por hoy no lo pueden ser, aunque quisieran debido a que los socios activos tomaron hace varios años la decisión de no permitir el ingreso de más socios.

Pero, esto no debería ser pretexto para que la dirigencia del Saprissa se guarde información importante respecto de lo que ocurre y que hoy imposibilita a miles de sus seguidores a hacerse presentes en los partidos en casa.

Para leer más: El regreso de la Selección Femenina de Fútbol al Mundial

Ahora bien, cuando uno analiza lo poco que se ha dicho hasta ahora, surgen varias inquietudes. En primer lugar, al equipo se le autorizó un aforo del 50 por ciento de la capacidad inicial del estadio.

Pero, si no es un tema estructural sino un asunto de seguridad el que media en todo esto, como parece derivarse de lo poco que se ha dicho, me pregunto ¿por qué no se distribuye equitativamente al público en todas las graderías? Sin ser especialista en el tema, pareciera lo lógico si lo que se quiere es prever situaciones ante una eventual necesidad de evacuar a los aficionados por alguna emergencia.

Lo otro que me llama la atención -y no hay aquí ningún ánimo de defender a un equipo por encima de otro o poner a todos en la pelea- es que estadios como el Alejandro Morera Soto o el José Rafael “Fello” Meza no hayan sido sujetos de limitaciones similares al momento.

Saprissa tiene registrado ante UNAFUT una capacidad de 21.350 personas en su estadio. Liga Deportiva Alajuelense llega a 17.000 personas y Cartaginés, 8.831. y la duda me salta porque los tres son construcciones muy antiguas, en cuyo diseño no se siguieron los parámetros técnicos vigentes hoy en día.

Para leer más: Otro jugador que rechaza al Saprissa

Entonces, ¿cómo es que solo el Saprissa tiene problemas? Nadie lo ha explicado por ahora. Si en el Saprissa hay riesgo para evacuar 21.350 personas, ¿cómo será que en el Morera Soto no hay riesgo para evacuar a 17.000 personas? Y si entendemos que el “Fello” Meza ocupa un área mucho más pequeña, ¿cómo es que no tiene problemas?

Insisto: esto no sea dicho con afán de señalar a ningún equipo. El tema es que para el Saprissa las autoridades del Ministerio de Salud piden una serie de detalles que, si bien no conocemos en detalle, llama la atención que no los pidan para los otros dos estadios, más allá del Nacional, más grandes del país.

Y no olvidemos que temas similares a estos fueron los que en un inicio le complicaron la vida a la gente de Fuerza Herediana con su proyecto de construcción del nuevo estadio. Aquí la única diferencia se podría explicar, quizá, en que por tratarse de una construcción totalmente nueva y no una remodelación del viejo estadio, se les exija cumplir con todas las regulaciones modernas.

Pero, el tema sigue dando para pensar lo que sea.

Reinaldo Lewis es un periodista con 37 años de experiencia, que se ha desempeñado tanto en la cobertura política como en el periodismo deportivo. Ha laborado para medios de comunicación como Diario Extra, Canal 6, Radio Monumental, La Prensa Libre, Radio América y Extra TV 42, además de colaboraciones para Radio Libertad y Radio Nacional. También participó en diversos programas de radio en coproducciones con varias emisoras.

More in Controversia