SIGUENOS

Mirada Incisiva

Otro jugador que rechaza al Saprissa

Otrora ponerse la camiseta del Saprissa era el máximo anhelo de cualquier futbolista. Hoy cualquiera se atreve a rechazar al conjunto morado. No solamente pasa entre los consolidados sino hasta con jugadores con poco recorrido en la Primera División.

Algún encanto ha de haber perdido el club más ganador del país y del Istmo que, en este parón de torneo, ya tres futbolistas le dieron la espalda a la propuesta del saprissa.

Primero fue el defensor y volante del Cartaginés, Daniel Chacón, quien despertó el interés de la dirigencia tibaseña. El seleccionado nacional reconoció el interés de la “S”, pero señaló que su meta es convertirse en legionario.

Otro brumoso que también quiso llevarse el Saprissa fue Luis Ronaldo Araya; incluso en redes sociales se daba como un hecho que el talentoso mediocampista firmaría con los morados. Y de pronto, otro portazo en la cara: Araya renovó con el Cartaginés.

Recientemente, el zaguero generaleño Diego Mesén, a quien el propio presidente morado, Juan Carlos Rojas, dio como un hecho, decidió dejarlos plantados para irse al competitivo fútbol de Chipre.

Estos son tres ejemplos de un fenómeno hasta hace algunos años impensable. Agreguemos el caso de Celso Borges, un jugador de cuna saprissista, quien en Europa no tenía empacho en decir que provenía del club más grande de su país, pero prefirió firmar con el archirrival, Alajuelense, pese a que las condiciones económicas eran similares y la única diferencia era el tiempo de contrato.

Lea también: A don Leonardo Vargas otra vez se le salió el fanático que lleva dentro

Años atrás también ocurrió otra situación curiosa. Whaylon Francis negociaba con Saprissa la posibilidad de incorporarse al equipo. La oferta de los morados era superior a la que le hacía el Herediano, su equipo en ese momento. Curiosamente, Francis prefirió quedarse en las tiendas florenses.

Y qué me dicen de Johan Venegas, quien llegó al club morado, se convirtió en un referente y cuando la “S” no quiso aumentarle su salario optó por firmar con la Liga.

Este fenómeno podría tener relación con la forma en que se maneja actualmente la institución. Para nadie es un secreto que Horizonte Morado, liderado por un presidente caprichoso y rencoroso, ha creado un ambiente denso y complicado, que ya es conocido en los íntimos círculos del balompié nacional.

La forma en que manejan las negociaciones y el desprecio que han tenido con ídolos del club van produciendo una ola expansiva de reticencia por parte de quienes están fuera de la institución.

Los jugadores no son tontos, se comunican entre ellos. No sería extraño que estos tres futbolistas que han rechazado al Saprissa hayan recibido alertas desde adentro sobre cuál es la verdadera situación de un equipo que anda como nómada buscando canchas donde entrenar, cuyo estadio está en deplorables condiciones y con un orgullo abollado de tantos y tantos golpes que se ha llevado en los últimos años.

Hoy la “S” ha dejado de ser un destino atractivo. Valdría la pena averiguar por culpa de quién…

Luis Álvarez Chavarría es un periodista deportivo con más de 30 años de experiencia en medios de comunicación como el diario La República y Radio América. También ha laborado en la cobertura de otras temáticas para el diario La Nación, además de prestar servicios en oficinas de prensa de instituciones y empresas estatales.

More in Mirada Incisiva