SIGUENOS

Fútbol

Los aficionados pusieron su cuota en la victoria de la Selección

Los aficionados recibieron muestras de agradecimiento de parte de los jugadores al final del juego. Foto: FCRF.

Los aficionados marcaron diferencia en la victoria de la Selección Nacional de Fútbol Mayor Masculino sobre su similar de Canadá, atendiendo al llamado que hizo en los últimos días la Federación Costarricense de Fútbol (FCRF).

Y lo hicieron desde tempranas horas cuando comenzaron a agolparse en las inmediaciones del Estadio Nacional para luego abarrotar las gradas del máximo escenario del fútbol costarricense.

Pero, no solo los que fueron a la Sabana fueron parte de la fiesta que armaron los aficionados. Cuando a las 5:30 de la tarde se dio la orden para que el chofer del bus de la empresa MARVI quitara el freno en el Proyecto Gol y tomara rumbo al Estadio Nacional, los aficionados de Belén montaron un verdadero espectáculo.

Hemos de confesar que lo vivimos como resultado de una suma de circunstancias, porque no estaba en los planes el ser parte de la caravana de la Selección Nacional de Fútbol. Pero, el fuerte congestionamiento vial que se generó la tarde del jueves en Lindora, en Pozos de Santa Ana, confabuló para que finalmente así fuera.

Cuando el bus totalmente revestido de rojo con el lema “Hasta el último minuto”, tomó la radial Santa Ana – Belén, a la salida del Proyecto Gol, ya comenzaba a verse un cúmulo de aficionados a la vera del camino con banderas, metidos totalmente en un partido que en la cancha comenzaría recién dos horas y 35 minutos después.

El paso por San Antonio de Belén fue espectacular porque la gente se tiró a la calle para hacerle sentir su respaldo a los jugadores. Y de paso, se fueron sumando motociclistas que terminaron por apoyar el trabajo de los seis oficiales de tránsito que controlaban la caravana al ubicarse en ambos costados del bus en todo el recorrido por la General Cañas hasta llegar a la Sabana.

El recibimiento fue espectacular, especialmente cuando la unidad tomó la vía contraria para acercarse al Estadio Nacional mucho más despacio y que los jugadores pudieran saludar a los jugadores.

Ya en el estadio, la afición siguió jugando su partido. No solo cuando los jugadores salieron a calentar, sino a lo largo de todo el encuentro.

Los integrantes de la delegación canadiense que no fueron al banquillo se ubicaron en una de las líneas del palco de prensa donde los pudieron identificar los aficionados en la zona contigua. Y, bueno, les dijeron de todo a lo largo del encuentro.

Es más, el gol de Celso Borges, sobre 45+1’, lo celebraron en la cara de los canadienses que no tuvieron tanta fortuna como los pocos aficionados de aquel país que se hicieron presentes al Estadio Nacional.

De seguro no entendían palabra por palabra lo que les gritaban, pero claramente tendrían que saber que la cosa era con ellos.

Y, de hecho, no fue solo cuando llegó la anotación. La expulsión del defensor Mark Kaye, quien, por cierto, para el segundo tiempo se ubicó en esa misma zona, mereció algunos saludos para el resto de la delegación canadiense, lo mismo que cuando el arquero Milan Borjan comprometió su arco en una acción con Anthony Contreras, que no terminó en gol de milagro.

Reinaldo Lewis es un periodista con 37 años de experiencia, que se ha desempeñado tanto en la cobertura política como en el periodismo deportivo. Ha laborado para medios de comunicación como Diario Extra, Canal 6, Radio Monumental, La Prensa Libre, Radio América y Extra TV 42, además de colaboraciones para Radio Libertad y Radio Nacional. También participó en diversos programas de radio en coproducciones con varias emisoras.

More in Fútbol