SIGUENOS

Controversia

Llegó el momento de la verdad para la Selección Nacional de Fútbol

La Selección Nacional de Fútbol Mayor Masculino encarará el principal reto de los últimos cuatro años, con el inicio de la eliminatoria rumbo al Mundial de Catar 2022.

Y el reto es doble, debido a que, por un lado, la eliminatoria se jugará en menos tiempo, ante lo cual el FIFA introdujo las fechas triples y, por otro lado, esta fase es más extensa al incluir dos equipos más, lo que agrega cuatro partidos al calendario.

Todas las palabras quedarán de lado a partir del jueves cuando se de el pitazo inicial, a las 7:00 de la noche (hora costarricense) en el estadio Romel Fernández, para el juego ante Panamá.

Igual, deberán quedar de lado las dos fases inconclusas y de muy malos recuerdos con que se inició este cuatrienio. El paso de Gustavo Matosas y la etapa de Ronald González terminaron por ser nefastas para la Selección Nacional de Fútbol.

Incluso, el poco tiempo de trabajo del seleccionador, Luis Fernando Suárez, no puede ser tema. Es una realidad, pero a la hora de los partidos, no debe ser factor.

Lo que hemos visto hasta ahora en los partidos que ha dirigido Suárez es prometedor. Por supuesto que no hemos visto al equipo jugando en eliminatoria. Pero el técnico ha sido consecuente entre su discurso sobre lo que quiere en cancha y lo que el equipo ha propuesto en los partidos.

A ver: la Selección Nacional todavía no muestra la intensidad que quiere Luis Fernando Suárez y tampoco la constancia en el juego, que es otro tema que inquieta al técnico.

• Pienso que veremos muchas cosas interesantes en esta eliminatoria mundialista, en la que habrá que sobreponerse a las limitaciones del calendario, que obligarán a manejar los tiempos de recuperación de los jugadores de una manera muy precisa.

Pero, sí se ha visto esa intención de tener la pelota, de presionar al rival desde la salida, de explotar la velocidad por las bandas. Son elementos diferentes con respecto a la eliminatoria anterior, en la que el discurso siempre fue uno y la realidad en cancha, otra cosa.

Esos ajustes se complementan con algo a lo que pocos le han puesto atención. La Selección Nacional ahora juega con un solo contención, amén del hecho de plantar una línea de cuatro. Eso no significa que otros jugadores no tengan responsabilidades defensivas. Pero deja claro que no es solo cuestión de defender.

Por eso hemos visto a Celso Borges o a quien juegue en lugar de él llegando de manera constante al área rival, e incluso con gol. Y aunque en ocasiones el contención se mete entre los centrales, no es una regla inquebrantable como antes. Normalmente lo hace cuando alguno de los centrales sale hacia un costado a hacer una cobertura, algo que se volvió común debido a que los laterales sí cruzan la línea de media cancha.

Y esos elementos comienzan a dar resultados. Si alcanzarán o no, está por verse. Pero, aquellos días de una Selección Nacional timorata, que por momentos tenía miedo de tomar la pelota y que se metía en su área a defender, ya pasaron.

Pienso que veremos muchas cosas interesantes en esta eliminatoria mundialista, en la que habrá que sobreponerse a las limitaciones del calendario, que obligarán a manejar los tiempos de recuperación de los jugadores de una manera muy precisa.

Por supuesto que los jugadores también tendrán mucho que decir en la hora decisiva. Pero, aquí también, por lo visto hasta el momento, nos queda claro que Luis Fernando Suárez tomó control pleno del camerino desde que entró allí por primera vez.

More in Controversia