SIGUENOS

Mirada Incisiva

La trágica conferencia de prensa de Luis Fernando Suárez

Si el empate de la Selección Nacional de Fútbol frente a Jamaica cerraba una primera jornada eliminatoria desastrosa, en la cual se cosecharon solo dos puntos de nueve en disputa, seis de ellos como local, la conferencia de prensa brindada por el técnico Luis Fernando Suárez retrató al colombiano como una persona desorientada, mal asesorada y confundida.

La luna de miel que algún sector de la prensa deportiva costarricense mantuvo con el cafetero pareció llegar a su fin con el inicio de la eliminatoria mundialista.

La pobre actuación en Panamá, partido en el cual no se hizo ni un solo tiro directo a marco; la derrota en casa frente a México, con solo dos disparos al arco en 90 minutos, y la igualada ante una débil Jamaica, reflejan que Suárez perdió el rumbo.

Si bien la tabla de posiciones nos mantiene a tres puntos de zona de clasificación, la realidad de la Tricolor es que sus opciones de calificación al Mundial de Catar 2022 están más lejos que nunca.

Pero dejemos eso para más adelante y volvamos al título de esta nota. Las declaraciones que Suárez dio en esa conferencia de prensa del miércoles por la noche, me dejaron con la boca abierta. No puedo todavía digerir que un profesional del fútbol, la cabeza de una Selección Nacional, el guía, el mentor, el “profe”, diga tantas incoherencias en tan pocos minutos.

• Es ridículo e inaceptable que la cabeza del grupo se salga del saco y responsabilice a los jugadores. Esto es un equipo donde todos ganan y todos pierden.

Al cuestionarle sobre el partido, Suárez dijo lo siguiente: “Yo creo que fue un buen primer tiempo. El equipo hizo las cosas correctamente, fuimos agresivos y por eso se fue en ventaja en ese primer tiempo. Desmejoró mucho en el segundo. Me parece que el gol que nos marcaron en la parte emotiva, creo, les pesó mucho y ahí no supieron qué hacer con ese resultado 1-1”.

Primer paso en falso del seleccionador. Cómo se desmarca del grupo; es decir, dice que el empate les pesó a los jugadores (¿a él no?), y no supieron qué hacer (él tampoco).

Es ridículo e inaceptable que la cabeza del grupo se salga del saco y responsabilice a los jugadores. Esto es un equipo donde todos ganan y todos pierden.

No sé cómo van a mirar los futbolistas a un técnico que en su primera crisis los deja solos, culpándolos del fracaso.

Después, cuando le preguntan por los cambios, entre otras cosas, el suramericano respondió: “Si yo creo que me equivoco en algo, no es ni siquiera en los cambios, me parece que un poco lo que debí de haber hecho yo es que Campbell no debió estar en los 90 minutos, me parece”.

A ver, Suárez sabía que Joel estaba disminuido físicamente, que está resentido de su lesión y aún así no supo qué hacer con él. Se bloqueó mentalmente y lo dejó en el partido, pese a que desde el minuto 65 ya arrastraba las piernas. Eso deja mucho que desear de su manejo del encuentro.

Caso Ugalde

Y para rematar el desaguisado, al cuestionarle al técnico por qué dejó por fuera de la convocatoria a Manfred Ugalde, el timonel respondió: “Llegué a tomar esa decisión básicamente por lo que pasó en Panamá, casi todos los duelos que se presentaron de Ugalde con todos los panameños pues fue muy complicado para él. La gran mayoría de los duelos los perdió y en este partido iba a tener casi que lo mismo”.

Aquí fue cuando pensé: este señor está perdido, completamente. Primero, en Panamá el planteamiento fue horroroso y se empató, únicamente, gracias a la mala puntería de los canaleros.

Segundo, durante el tiempo que Ugalde estuvo en cancha, siempre recibió la pelota de espaldas al arco contrario, con dos torres defensivas respirándole en la nuca y aun así, en la mayoría de ocasiones, sostuvo el balón, pivoteó con sus compañeros o se las ingenió para sacar faltas.

¿Qué hubiera pasado si al delantero del Twente de Países Bajos le hubieran dado pelotas con ventaja, de cara al arco, en su zona de influencia que es en el centro del área?

¿Acaso los defensas de Jamaica y Panamá son más grandes y técnicos que los que enfrenta Ugalde en Holanda?

Pero, eso no es todo. Curiosamente, dentro de la convocatoria dejó a Kenneth Vargas, un atacante tan menudito como Ugalde; creo que incluso más. Entonces, ¿no merecía Manfred estar en la banca? Digo, si un delantero que juega en el Municipal Grecia, con el mismo físico de Ugalde, tuvo esa oportunidad, por qué el que tiene acción en la Eredivisie no podía tenerla. Solo Suárez sabe esa respuesta.

Luis Álvarez Chavarría es un periodista deportivo con más de 30 años de experiencia en medios de comunicación como el diario La República y Radio América. También ha laborado en la cobertura de otras temáticas para el diario La Nación, además de prestar servicios en oficinas de prensa de instituciones y empresas estatales.

More in Mirada Incisiva