SIGUENOS

Controversia

La rifa de los árbitros ni es tal rifa ni cambia nada

La decisión de rifar los árbitros durante los partidos de la segunda fase del Torneo de fútbol de la primera división ha generado mucha polémica, pero la verdad es que, desde mi punto de vista, no cambia nada y, por lo tanto, no tiene sentido discutir.

Las cosas siempre hay que entenderlas dentro de un contexto. Y en este caso, lo primero que se debe recordar es que la decisión de rifar los árbitros la tomó el Comité Ejecutivo de la Federación Costarricense de Fútbol (FCRF), y no la Comisión de Arbitraje, como erróneamente muchos han repetido de manera sistemática.

Lo segundo es que, ciertamente, la Comisión es un órgano de la Federación y, por lo tanto, sujeto a las decisiones que emanen del Comité Ejecutivo, siempre y cuando estas no vayan en dirección de señalar qué árbitros deben ser designados para cada partido.

Lo tercero es que, en realidad, el sorteo no es tan sorteo. Entonces, decir, como lo hizo por ejemplo Jeaustin Campos, que no se puede dejar a la suerte una decisión tan importante, no está apegado a la realidad.

La Comisión lo que ha hecho es lo mismo de siempre: calificó a los árbitros y a partir de allí definió quiénes entraban en lista para actuar en las fases finales y quiénes no. Los primeros son los que han estado entrado en las tómbolas para escoger a los responsables de dirigir cada juego.

No ha sido un proceso abierto en el que participan todos los árbitros del panel de la primera división. Y tampoco estamos frente a un escenario en el que todos los árbitros mejor calificados pueden aparecer en todos los partidos. De hecho, esto es algo que normalmente no se da, con o sin rifa.

Si ustedes hacen memoria encontrarán que, probablemente solo una vez un árbitro que apareció en semifinales repitió en la final. Y nunca se ha dado que un árbitro pite los dos partidos de semifinales o los dos partidos de una final. Entonces, no hay por qué sorprenderse.

A esto hay que agregar un cuarto elemento: en el Comité Ejecutivo de la Federación están el presidente del Deportivo Saprissa, Juan Carlos Rojas, y el vicepresidente de Fuerza Herediana -que maneja al Club Sport Herediano- Orlando Moreira. No se si votaron a favor de rifar a los árbitros. Pero, la decisión la tomó el órgano colegiado al que pertenecen y no se escucharon voces disonantes una vez que se dio a conocer esa medida.

Lo otro importante en todo esto es que a lo largo de la segunda fase del torneo tiraron por el barranco las 19 directrices que había girado la Comisión de Arbitraje. No se han aplicado ni de broma.

Hemos visto penales no sancionados, faltas no marcadas, amonestaciones que no llegan, expulsiones que se pasan por alto, y reclamos de todos los perfiles, con árbitros que simplemente se escondieron y no ejercieron la responsabilidad para la que están dentro del campo. Y esto no tiene nada que ver con las rifas.

Eso, sin embargo, se ha discutido muy poco. Como que a nadie le importa. Prefieren todos concentrarse en el tema de la rifa, que como hemos visto, no cambia prácticamente nada con respecto a lo que se ha hecho siempre.

Ahora, de cara a la Gran Final, Jeaustin Campos advierte que se deben “marcas las tómbolas”. Yo creo que el sarcasmo y esas cosas hay que dejarlas fuera de todo esto y asumir con la seriedad del caso la preparación de los partidos para buscar el título. Punto.

More in Controversia