SIGUENOS

Controversia

La mundialista Selección Nacional de Fútbol

La integración de la Selección Nacional de Fútbol para la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022, como suele ocurrir en estos casos, ha generado toda suerte de reacciones dado que todos se creen con autoridad o en posición de tomar las decisiones por el técnico Luis Fernando Suárez.

Es cierto que todos celebraremos los triunfos o sufriremos los fracasos de la Selección, pero de seguro, nadie se hará cargo de los segundos si llegan. Serán todos responsabilidad del señor Suárez.

Por ello yo no entiendo esa idea persistente de querer que el técnico tome las decisiones como si fuera alguno de nosotros, si al final de cuentas él tendrá que escoger la alineación en cada partido, el parado táctico y la forma de jugar.

Desde esa perspectiva, no queda otra que sea el señor Suárez quien haga su lista y defina cuáles son los jugadores que, a su mejor entender, están para jugar el Mundial.

Cuando el técnico comenzó a hacer, sobre la marcha, el recambio generacional que se habÍa tardado en la Selección Nacional de Fútbol, muchos incrédulos lo criticaban, incluso apuntando a que los jugadores jóvenes que llamaba a los microciclos no iban a jugar nunca en la eliminatoria.

Pero, al final, varios de ellos no solo jugaron, sino que se volvieron importantes en la dinámica y el funcionamiento de la Selección.

Yo soy más de la idea de tratar de entender qué quiere el técnico; cómo quiere que juegue el equipo. A partir de allí, creo que se puede hacer un mejor análisis de cada partido. Pero, no suelo meterme con las convocatorias. Creo que, salvo que uno tenga a Messi o a Cristiano Ronaldo en su equipo, caso en el cual podría jugar en función de ellos, siempre habrá jugadores que rindan mejor en un sistema y otros que lo hagan en otro sistema.

Este es un elemento fundamental en el que debe pensar un técnico y especialmente el de una Selección, a la hora de escoger los jugadores. Veamos, por ejemplo: muchos hablan ahora de la polifuncionalidad de Youstin Salas. Pero este no es un tema nuevo. Él no empezó en Santos como contención. Jugaba por la banda, a veces de lateral y a veces más adelantado.

Y, Johan Venegas muchos lo identifican solamente como 9. Pero, su juego por muchos años, y aún ahora, ha sido mucho por la banda. Francisco Calvo jugó un campeonato completo como lateral con Saprissa.

Yo creo que esas cosas son las que deberíamos estar evaluando, más allá de quedarnos en si este o aquel otro, Porque, al final de cuentas, también hay dos elementos que tienen su peso en un equipo: la forma de ver el juego del entrenador, y las sensaciones del jugador con ese entrenador.

Vean ustedes que Álvaro Zamora jugaba no hace mucho en la Liga de Ascenso, a donde lo habían enviado en el Saprissa. Jeaustin Campos llegó al banquillo morado, lo vio, le dio espacio, y hoy no solo es titular en Saprissa, sino que está en la convocatoria de la Selección Nacional de Fútbol para el Mundial de Catar.

Al margen de que el muchacho juega muy bien, claramente su juego le gusta tanto a Jeaustin como a Luis Fernando Suárez, y eso termina por ayudarle a estar donde está.

Estas cosas hay que entenderlas, porque son parte del fútbol. Así que, dejemos quedita la lista y esperemos a ver qué nos ofrecerá la Selección en el Mundial, sin estar con esa majadería de que no son todos los que están ni están todos los que son.

More in Controversia