SIGUENOS

Fut-blog

Juan Carlos Rojas y la “autonota” del carnicero

Ningún carnicero dice que su carne es mala. Este dicho popular es claro. Todo mundo defiende lo suyo. Desde luego, el carnicero me dirá la calidad de la res, la maduración que tiene la carne. Me hablará de su apariencia, de la composición carne-grasa, otros factores como el olor, jugosidad… en fin.

Bueno, llevando la metáfora al fútbol, hace unos días don Juan Carlos Rojas, presidente de Saprissa calificó la “carne” de la institución. Lo dividió en factores o ejes como el deportivo, comercial, estadio, afición. Hasta dio una valoración-comentario general.

Si nos dejamos guiar por la “autonota”, como la calificó Rojas, Saprissa estaría muy muy muy cerca de estar entre los primeros 15 clubes del mundo, pues las notas oscilaron entre 8, 9 y 10. Por allá un muy “riguroso” 7 ante un calificador que puso la “carne” morada como de primerísima calidad tras 10 años de gestión de Horizonte Morado.

Mucho que comentar. Pero me voy a centrar en lo deportivo y en el comentario general.

Dice Rojas: “Eje Deportivo: Retomamos el equipo femenino, ganamos 15 títulos, volvimos a sacar 6 títulos de diferencia a nuestro archirrival… Si bien ganamos una Liga CONCACAF, estamos debiendo internacionalmente. Eso está claro. Pondría nota 7-8. Siempre queremos más”.

Ahora resulta que la medición es sacarle ventaja al archirrival… pero se le olvida que Herediano ganó 7 títulos y Saprissa 6 en medio de la administración de Horizonte Morado.

Es decir, la nota no puede ser tan alta, si ha sido superado por un rival. Para ser más preciso, se reprueba cuando no se gana.

Ni qué decir el título internacional que probablemente para Rojas es de “primera calidad”. Mismo título que por cierto ganó el Herediano en el actual periodo. No vamos a bajarle el piso, se ganó, pero dista mucho de los grandes títulos alcanzados por el club morado en el pasado a nivel de toda la región de fútbol Norte, Centroamérica y el Caribe.

No es solo que Saprissa está debiendo a nivel internacional. Esta más que rezagado con cero competencia ante esos rivales del Norte. Ni qué decir la gran cantidad de goleadas vergonzosas en el ámbito nacional o internacional.

En 10 años no ha habido estabilidad para un técnico, al cual “destazan” después de 10 o 15 jornadas, en algunas ocasiones. Casi van a técnico por año. Eso no puede dar una buena nota.

Tampoco puede ser una buena nota si no se pone en la balanza la liga menor, asunto, que si bien entra en lo deportivo, es para la historia de Saprissa un eje transversal por lo que hizo su fundador y lo que generó la historia morada. Ya hablaremos más de esto. Pero es un error no hacer una valoración objetiva de lo que debe ser el principal activo de Saprissa y que según muchas fuentes hoy está rezagado.

Cierro con la valoración general de Rojas, quien dice sobre el momento en que asumieron la administración: “Saprissa en aquel momento venía de una situación crítica (equipo sin recambio generacional, estadio en mal estado, grandes deudas / contingencias). Horizonte Morado ha realizado millonarios aportes y no hemos sacado un cinco”.

Lo primero es que es muy débil la valoración sobre la administración Vergara, la cual tiene un tercer lugar a nivel mundial tras la única participación de algún club tico en el Mundial de Clubes. Y esto lo hizo esa administración en menos de 3 años de estar al frente del Saprissa.

Pero, repito, la valoración es débil, pues objetivamente no se nos dice cuáles eran las “grandes deudas” ni cuáles son los “millonarios aportes” que han impedido sacar a Horizonte Morado “un cinco”. A simple vista parecen una organización donde impera la caridad o que, a pesar de los aportes millonarios, la situación no se ha terminado de arreglar.

Ya desde mediados de los 90′, la situación de Saprissa era crítica en el plano económico. Ni haber pasado de Asociación Deportiva a Sociedad Anónima Deportiva impidió la ruina de la institución.

Algunos creían entonces y todavía otros creen hoy que la Sociedad Anónima Deportiva es una poción mágica. Sea una u otra organización si se resta más de lo que se suma es porque el negocio no da para tanto o se ha manejado de modo tal que siempre quedan número rojos. Este es otro tema para después.

En síntesis, las notas altísimas que da Juan Carlos Rojas a la administración de Horizonte Morado y la buena salud que dice goza el Saprissa, contrastan con lo que uno ve en la afición. La felicidad no es total… la carne tiene “muchos nervios”, tiene “mucha grasa”.

Uno esperaría de empresarios serios que dan “millonarios aportes” al fútbol una crítica igualmente seria, responsable, más acorde con lo que se ve desde afuera, más acorde con los resultados en todos los ejes.

Si el carnicero dice que la carne es buena, y resulta que era mala, difícilmente el cliente vuelve a esa carnicería.

En el caso del fútbol, el tiempo y los resultados, así como muchos clientes (aficionados y patrocinadores) terminarán por darle la espalda a una empresa que no asegure la calidad de su producto.

Gerardo Mora Pana es un periodista con más de 20 años de experiencia en medios de comunicación de Costa Rica. Se desempeñó en el desaparecido diario La Prensa Libre y en la edición local de la revista El Gráfico. Actualmente, es el director de Radio Santa Clara, de la red de medios de comunicación de la Iglesia Católica.

More in Fut-blog