SIGUENOS

Fut-blog

Hernán Medford y el otro campeonato

Por muchos años he sido fiel admirador de la carrera de Hernán Medford, no solo como jugador, sino también como entrenador. Sus títulos en Costa Rica, Guatemala y Honduras son solo una muestra de que es, por demás, exitoso.

Ni qué decir su logro de llevar al Saprissa al único Mundial de Clubes para equipo alguno de Costa Rica.

Su paso por la Selección en el rumbo que se tenía al Mundial de 2010, incluso, fue precedido de un porcentaje sumamente elevado y positivo de apoyo por parte de propios y extraños. Soy de los que creo que Medford, en el futuro, merecería una nueva oportunidad al frente de la Sele.

No obstante, así como Hernán tienen grandes cualidades y una estrella de ganador que nadie le puede quitar, del mismo modo, se maneja una suerte de “otro campeonato” que a mi criterio le resta puntos y en ocasiones le impide ganar algunos títulos que disputa. Siendo, el más doloroso, según lo veo, en 2017, cuando perdió con el mismo Team, el título ante Pérez Zeledón.

He venido diciendo en el programa Leyendo el Fútbol de Ticavisión, espacio de análisis junto a los colegas Reinaldo Lewis y Luis Álvarez, que el punto débil de Hernán Medford, es él mismo.

No es extraño, para nada, verlo pelear en conferencias de prensa sin que estas comiencen, o incluso colocar algún ingrediente de picante innecesario en series donde el Herediano ha sido favorito, incluida la final de la segunda fase que perdió con Saprissa.

El pelear porque le reconozcan a Herediano lo que hace y lo que no hace, el que lo pongan en una lista de merecimientos junto a otros equipos, el que lo valoren solo porque Hernán Medford lo pide, le saca muchas veces de las casillas, dejando sin opción de respuesta a lo que sus seguidores realmente quieren saber cuando un técnico va a una conferencia, previo o después de un juego.

Hernán pasa muy concentrado, pero no en lo que hagan potenciales rivales; pasa demasiado tiempo concentrado en lo que dice la prensa de lo que hacen potenciales rivales.

Solo pongo un ejemplo, ocurrido en las semifinales de la segunda fase, cuando Saprissa logró un empate sin goles ante Alajuelense y Herediano hizo lo propio en Puntarenas.

El dilema del gol de visitante fue valorado por el timonel herediano de una manera en que se echó un pleito con la prensa al punto de decir “solo con Herediano se preocupan del gol visitante”. Lo cual no fue cierto. Tan dañino era para Saprissa como para Herediano recibir un gol de visitante en la vuelta. No le afectaba menos a un equipo que al otro en esa serie.

“En las otras semifinales hubo un equipo que sacó un empate allá y ¡qué raro!, solo con Heredia hablan del gol de visita”, fue parte de las declaraciones de Hernán Medford.

Con merecimiento el club florense llegó a la final de la segunda fase, sin objeciones. Como tampoco hubo objeciones al invicto de todo el torneo.

Lo cierto es que, a este punto, el panorama ha cambiado y ya suma 270 minutos sin poder ver horizonte claro ante Saprissa. Obtuvo un empate de visita, un empate en casa (con gol de visitante incluido) y lleva una derrota por diferencia de dos goles.

De nuevo, sus enojos con la prensa, el no querer dar explicaciones, el decir que su equipo es un desastre, es como una forma de evadir su responsabilidad.

Herediano ha venido de más a menos en esta serie kilométrica contra los morados. Su mejor momento fue en el Ricardo Saprissa, en el juego de ida, iniciando la final de la segunda fase; pero dejó ir el triunfo en la “sapri-hora”.

En ese momento, recuerdo que fue muy famoso el gesto de Medford de cuestionar por qué celebraban un gol los saprissistas… Bueno, ese gol es parte de lo que le permitió forzar la final.

Luego, en el juego de vuelta, es cierto que Herediano fue más, pero no pudo anotar; hasta un penal desperdiciaron y perdieron el invicto del campeonato.

Para la final que lleva 90 minutos, es de verdad muy malo el panorama para Herediano. Nunca en la historia Saprissa dejó ir ventaja alguna en una final para perder el título.

Medford tiene que dejar de jugar el “otro campeonato” con la prensa. Debe empezar a jugar el campeonato para el que lo contrataron. Herediano tiene un momento histórico para llegar a la 30.

Diferente es el técnico de la acera del frente, de quien luego diremos algunas palabras, porque ha llevado a su equipo a una curva de alto rendimiento y de máximo rendimiento, justo en la hora en que se necesitaba.

Habría muchas más cosas que decir de Hernán Medford, como cuando dejó ir también con la Sub 23, una interesante aspiración hacia las Olimpiadas de 2008… e igualmente como cuando perdió con Cartaginés la posibilidad de ir a la final en el torneo pasado…

Y, se da la misma tónica… es más lo que deja Hernán en ese otro campeonato, en prensa, o contra la prensa… que lo que está dejando en la cancha. Veremos si tapa bocas, como es su deseo en el juego de regreso ante Saprissa.

More in Fut-blog