SIGUENOS

Mirada Incisiva

Herediano se burla del fútbol nacional

Dicen que la esposa del César no solo debe ser honesta sino parecerlo. Pues bien, esto no aplica para la dirigencia del Club Sport Herediano, que sigue jugando con fuego en su relación con el equipo de Grecia.

Esta semana se dio a conocer el nombramiento del exfutbolista florense Kenneth Paniagua como nuevo gerente deportivo del club griego. A mi parecer, esto es una burla a los órganos que han investigado la relación entre rojiamarillos y griegos.

Paniagua era hasta hace poco director de ligas menores del Herediano y representante de su club ante la Liga de fútbol femenino. No digo que no pueda desempeñar el cargo con profesionalismo y honestidad, pero por el bien del fútbol, este tipo de situaciones deberían evitarse porque, tarde o temprano, darán pie a suspicacias de terceros involucrados.

De acuerdo con una investigación realizada por los periodistas Antonio Alfaro y Amado Hidalgo, del diario La Nación, tres órganos diferentes de la Federación Costarricense de Fútbol, a saber, Comité de Ética, Unafut y el Comité de Licencias, abrieron investigaciones por aparte del caso Herediano-Grecia.

El primer órgano decidió, en julio del año pasado, expulsar durante doce meses a los exfutbolistas Jafet Soto y Pablo Salazar, así como a los dirigentes Orlando Moreira y Cristian González. No obstante, ninguno cumplió con dicha sanción.

  • Nombrar a Kenneth Paniagua, ícono florense y, hasta hace pocos días, director de ligas menores rojiamarillas, como gerente deportivo de Grecia, es una bofetada a todos los órganos que han investigado al club por su relación indebida con los griegos

Soto siguió dirigiendo al Herediano, como técnico primero y luego como gerente general. En el caso de Moreira, nunca se apartó de sus labores e, incluso, para echar más leña al fuego, hace pocas semanas los representantes en la Unafut decidieron postularlo al puesto que dejó Marjorie Sibaja en el Comité Director de la Fedefútbol. Irónicamente, Sibaja alegó, en su renuncia, falta de transparencia en el órgano.

Los florenses no solo no cumplen con las sanciones impuestas, sino que, en una actitud soberbia y desafiante, hacen lo que les da la gana.

Y, seamos claros: no solo es culpa de ellos; si los reglamentos y las personas lo permiten, simplemente, se aprovechan de ello para su beneficio y el del club al que representan.

Lea también: Las ilógicas e irracionales normas de nuestro campeonato de fútbol

La relación de control que mantiene Herediano con Grecia debe ser cortada de raíz. No es sana para el fútbol, aunque los dirigentes de uno y otro bando se empeñen en hacernos creer que ahí no pasa nada, que todo es prístino y basado en buena voluntad.

Hay que resaltar que en todas las facetas de la vida, hacer cosas buenas que parezcan malas es un error. Si el Herediano viene de una investigación tan sonada; incluso de condenas que aunque no se hicieron efectivas, dejan claro que algo no está bien, apostar por Kenneth Paniagua es casi como lanzar un reto a las autoridades deportivas y, de paso, abrir la puerta para aquel famoso adagio que reza “pensá mal y acertarás”.

Luis Álvarez Chavarría es un periodista deportivo con más de 30 años de experiencia en medios de comunicación como el diario La República y Radio América. También ha laborado en la cobertura de otras temáticas para el diario La Nación, además de prestar servicios en oficinas de prensa de instituciones y empresas estatales.

More in Mirada Incisiva