SIGUENOS

Fútbol

Fútbol busca vía legal para capear normas de seguridad en estadios

Rodolfo Villalobos, presidente de la FCRF.

La Federación Costarricense de Fútbol (FCRF) en conjunto con la UNAFUT presentó un recurso de amparo ante la Sala Constitucional con la pretensión de traerse abajo la normativa bajo la cual el Cuerpo de Bomberos de Costa Rica evalúa los niveles de seguridad en los estadios.

Así lo informó el presidente de las Federación, Rodolfo Villalobos, una vez que trascendió que ni el estadio Alejandro Morera Soto ni el estadio Miguel Ángel “Lito” Pérez pasaron las evaluaciones de Bomberos y se exponen a una reducción importante en el aforo permitido.

Ambos escenarios se unieron así al estadio Ricardo Saprissa, que desde hace más de dos años vive una realidad similar, y su aforo actual es de apenas un 50 por ciento de su capacidad original.

Villalobos dijo que la gestión ante la Sala Constitucional se hizo “hace algunas semanas” dado que se prevé que ninguno de los estadios del país puesta adaptarse a las regulaciones que pide Bomberos.

El dirigente fue puntual al sostener que las inversiones que se tendrían que hacer se salen de las posibilidades de los equipos de fútbol, pero también de las municipalidades, que son dueñas de varios de los inmuebles que se utilizan en el fútbol federado costarricense.

“En algunos casos sería más barato derribar los estadios”, señaló Villalobos al insistir en que la normativa técnica no es aplicable en un país como Costa Rica.

Según explicó Walter Jiménez Mora, del Departamento de Ingeniería del Cuerpo de Bomberos, en declaraciones a Teletica Radio el jueves, la normativa, si bien se originó en Estados Unidos, fue acogida por ellos para Costa Rica dado que, en términos generales, las condiciones son similares entre los dos países en materia de construcción.

Con ello se busca establecer parámetros que permitan manejar de mejor manera una eventual situación de emergencia como un incendio o un terremoto.

En ese sentido, la normativa establece que debe haber dos puertas por cada 1000 personas presentes en el inmueble, pero luego se agregan otros elementos como la distancia que deben recorrer las personas para llegar a esas puertas, el ancho de los pasillos y el entorno a las afueras del inmueble, en este caso, los estadios.

Por ello se recomendó una reducción del aforo del Morera Soto, que actualmente es de 17.000 personas, dado que las graderías este y norte no tienen salidas directas a la calle.

Eso, además de algunas otras situaciones que tendría que mejorar Liga Deportiva Alajuelense en materia preventiva.

Y, en el caso del Lito Pérez, que ya de hecho tiene inhabilitada una gradería, también se detectaron problemas de seguridad bajo la dinámica actual.

Jiménez también explicó que Saprissa, si bien puede presentar un plan remedial, como también lo podrán hacer Alajuelense y Puntarenas una vez que el Ministerio de Salud les notifique cualquier disposición en torno a sus casos, a este momento no lo ha hecho. Y esto es lo que pesa para que se mantengan las restricciones.

En el caso del Saprissa, uno de los problemas principales son las rampas de acceso a los niveles altos de la gradería oeste, así como las salidas desde la gradería norte.

Por ahora, el recurso de amparo fue acogido por la Sala Constitución para estudio, según las palabras de Rodolfo Villalobos, pero no ha sido resuelto en definitiva por ese órgano del Poder Judicial.

More in Fútbol