SIGUENOS

Fut-blog

El atractivo de la Selección Nacional de Fútbol

Cualquier técnico de fútbol que sea serio, y que no se aburra (desde luego descarto a Gustavo Matosas), sabe que con la Selección Nacional de Fútbol de Costa Rica tiene amplias opciones de aumentar sus acciones en el mercado.

Esto lo supo Luis Fernando Suárez, colombiano de buena trayectoria en el balompié, con dos mundiales a cuestas, conocedor ya de lo que era el entorno de Concacaf y, por eso, aunque las posibilidades eran muy complejas, aceptó el reto de dirigir a la Selección Nacional de Fútbol de Costa Rica, de cara a la última fase clasificatoria al Mundial Qatar 2022.

De hecho, Suárez, según han confirmado los mismos dirigentes, quedó en el camino al inicio de proceso. Lamentablemente no se cerró el acuerdo con él y fue hasta años después, que llegó como “bombero”.

Lo cierto es que la apuesta le salió a Suárez: está a un juego de llegar, con Costa Rica, a su tercer mundial como seleccionador; es algo que no muchos poseen en su Currículum; es un logro que a los ojos de cualquier mercado es bien visto y sin duda, el trabajo no le faltará cuando vean en sus vitrinas esos logros.

Por ese motivo, en varias conferencias de prensa le han preguntado a Suárez sobre su futuro con la Selección de Fútbol de Costa Rica; el técnico se ha mostrado como muy buen driblador… no suelta prenda; pienso que el gran sueño y meta es que pueda dirigir su selección natal, Colombia.

Pero, mientras una oportunidad en el ámbito sudamericano pudiera surgir, el paso por Centroamérica se volvió un fuerte impulso para la carrera de Suárez; está cerca de ese tercer mundial y aún, si quedara en el camino del repechaje ante Nueva Zelanda, el próximo 14 de junio, ya tiene más acciones que cuando llegó a Costa Rica.

Sabemos que la región, bien trabajada, es una plataforma para que nuevos jugadores y nuevos técnicos puedan hacer sus primeras armas: acá, en Costa Rica, Honduras, Guatemala, por citar tres naciones, vienen jugadores y técnicos sin mucho renombre de Sudamérica, o hablemos de México; y, dependiendo de ese buen trabajo, se catapultan a otras lides, habiéndose llevado títulos con equipos.

Podemos citar fácilmente varios nombres… del pasado y de ahora, ojo, no todos han tenido buen suceso; es una apuesta que puede no salir bien: podríamos hablar por ejemplo de Francisco Maturana… pero ese es otro tema.

El asunto es que, repito, con un buen trabajo, con un logro, pequeño o grande, estos técnicos que no son tan de fácil acceso, se aproximan a nuestros rumbos porque pueden fijar una meta más a mediano o largo plazo, y alcanzarla, como está Suárez en este momento.

¿Qué puede hacer la Selección Nacional de Fútbol de Costa Rica para retener a Luis Fernando Suárez? Poco o nada. El valor de un técnico como Suárez a nivel salarial, sostenido para un proceso de 4 años, es muy complejo de solventar. Habría que cazar patrocinadores comprometidos y esto, debe ir de la mano con una buena planificación para que se vuelva atractivo el trabajo a largo plazo. No es lo mismo, venir a hacer una apuesta por una fase, que tiene al país a las puertas del Mundial… y que, si se pierde, pues, estaba dentro de las posibilidades; pero si se gana, es un gran tesoro el que se puede cosechar (aparte del premio económico por la clasificación).

Entonces, ¿qué tiene que hacer Costa Rica? Pensar en un proceso, apostar por un técnico nacional que sepa de selecciones, que sea curtido; trabajar seriamente, dejar de improvisar, en fin… lo hemos hablado en otros momentos. Pienso que nuestra nación tiene talento para que un técnico, o varios, puedan realmente trabajar a mediano y largo plazo, y rendir frutos sin tanto sufrimiento.

More in Fut-blog