SIGUENOS

Fut-blog

¡Cartaginés por cuatro!

La noche del 6 de julio de 2022 es una de esas noches mágicas de nuestro fútbol y más allá… Cuando un equipo acumula varias decenas de décadas sin ser campeón es un hecho que trasciende fronteras en todo el ámbito futbolístico.

Así como hace pocos meses, el Atlas en México dio la vuelta al mundo por vencer 70 años de sequía; Cartaginés de Costa Rica se puso en la palestra del fútbol mundial tras vencer 81 años sin obtener título. No exagero.

Cartaginés puede celebrar durante días, semanas y meses seguidos si lo quiere. La noche mágica en el estadio Alejandro Morera Soto, ante uno de los equipos más grandes del país, Alajuelense, quedará en la memoria de quienes vemos el fútbol con pasión sí, pero también con ojo analítico. No es fácil vencer la presión, el rival, la historia, la afición contraria, el favoritismo que la misma prensa puso en los manudos… incluso, no es fácil vencer el imaginario de maldiciones que se construyeron alrededor del mito del por qué Cartaginés no obtenía un título.
Como lo dije en este mismo blog hace algunas semanas, no hay muñeco que valga. Se gana en la cancha y eso hizo el equipo que dirige Geiner Segura. Para mí, el principal baluarte del éxito.

Lo de Segura sobrepasa los apellidos sobresalientes o las luces que resplandecen sobre muchas estrellas del banquillo que llegaron a Cartaginés a acabar con el mito. Fue Geiner el hombre que con pocos créditos hoy acumula uno de esos éxitos que cualquier técnico se desearía.

No creo que Geiner esté entre los cinco entrenadores mejor pagados del país. Esto sirva también para valorar inversión sobre retorno en nuestros equipos de Primera.

Ojo, no resto mérito al paso de Geiner a Cartaginés, pues su inteligencia nadie la cuestiona. Era un entrenador que iba haciendo carrera e incluso a quien se le atribuye parte del éxito por ganar en Alajuelense el título 30 como asistente del entonces entrenador principal, Andrés Carevic.

Cuando Segura marcha a Cartaginés se pensaba en proceso, se pensaba en un hombre capaz y a la larga… eso dio resultado.

Para leer más: La historia que se escribió con tinta azul

Si bien, antes de la fase final, el presidente Leonardo Vargas, quien acumula también un altísimo porcentaje de este triunfo, puso en duda la capacidad de Geiner. La solución salomónica de poner un asistente querido por la dirigencia, llevó calma a los molinos brumosos. Aquí Segura fue humilde, creo que convencido de que el trabajo que había construido estaba bien cimentado.

Hoy se da mucho mérito a Mauricio Wright, y no está mal, es un ganador… en Brujas, en Saprissa… en el exterior. Tiene carácter, tiene incluso esa estrella que le faltaba a Geiner… aunque su salida de Saprissa por la puerta de atrás, también está en el CV de Mauricio. Pero, el técnico es Geiner y punto, aunque un sector de la prensa sea más amiga de las estrellas y los reflectores.

Lo de Cartaginés debe valorarse en toda su dimensión. Según la estadística del periodista Alex Calderón, desde 1941 cuando Cartaginés jugó el partido que le dio el título ante Herediano, pasaron 2.575 para que volviera a alzar la copa. Es toda una vida; son muchas vidas de cartagineses que no pudieron ver la proeza de un título.

Para Vargas, Segura y compañía… viene un periodo de decisiones importantes. El proceso dio frutos. Muchos esperan el resurgir de uno de los llamados grandes del fútbol nacional, para poner más picante a nuestros campeonatos que francamente estaban bien aburridos y faltos de competencia. Ya hablaremos de eso.

Por hoy, Cartaginés se puede dedicar a celebrar… obtuvo su cuarto cetro, está detrás de los grandes Saprissa, Alajuelense y Herediano en el orden de más ganadores del campeonato nacional. Es aire fresco para nuestro país y ojalá sirva para motivar a la industria a hacer cosas mejores.

More in Fut-blog