SIGUENOS

Destacada Tipo B

Andrea Vargas comienza etapa clave hacia Tokio

Con libreta y bolígrafo en mano, la entrenadora costarricense Dixiana Mena fue tomando notas del ambiente donde su hija, la vallista Andrea Vargas estará desarrollando sus prácticas de cara a su participación en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

“El primer día fue para observar los sitios de entrenamientos que van desde la pista, gimnasio, las pendientes para trabajo de fuerza, así como el espacio dentro de su casa de habitación donde efectuará otro tipo de tareas. Estos días serán para finiquitar los sitios y el resto de la semana para ejecutar la preparación a los Juegos”, explicó Mena sobre el arranque de su trabajo.

Y es que nada quedó al azar para la entrenadora. Al viaje a Oregon, Estados Unidos, sumó a su hijo Alejandro, el casi anónimo personaje quien durante la preparación de sus hermanas siempre “trabajó como liebre”, una tarea silenciosa y de poco protagonismo, pero sin duda, un bastión importante en el engranaje.

“Por años Alejandro (segundo de la dinastía) ha realizado tareas específicas. Él, al igual que sus hermanas se levanta a las 4:00 a.m. para ir a entrenar y hacer su función de liebre. Sin importar el tiempo y clima, siempre está presente para marcar un determinado ritmo durante la primera parte de los entrenamientos de Andrea y Noelia. Alejandro estará acá en Oregón por 15 días ayudando a su hermana como punta de lanza”, mencionó la entrenadora puriscaleña.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Destacada Tipo B