SIGUENOS

Fútbol

Amelia Valverde se reta a potenciar aún más a las seleccionadas

Amelia Valverde, seleccionadora nacional de fútbol femenino. Foto: FCRF.

El principal objetivo de Amelia Valverde al frente de la Selección Femenina de Fútbol es potenciar las características de nuestras jugadoras para que puedan contrarrestar las virtudes de los rivales que encontrarán en el Campeonato Femenina de la CONCACAF.

Valverde tiene especial interés en intensificar el juego de velocidad por las bandas, donde destacan jugadoras como Priscilla Chinchilla, Melissa Herrera, Daniela Cruz, Lixy Rodríguez y Gabriela Guillén, entre otras.

Pero, además, el juego entre líneas, aprovechando las buenas capacidades técnicas que ofrecen las jugadoras del medio campo, como Shirley Cruz, Raquel Rodríguez, Katherine Alvarado, para citar solo algunas.

Tras asegurar la presencia de la Selección en el Campeonato Femenino de la CONCACAF el martes por la noche, Amelia Valverde señaló que se vendrá ahora un trabajo de análisis de los rivales para ver algunos aspectos puntuales, aunque en su enfoque, mucho pasa por lo que puedan reflejar en cancha las nacionales.

Añadió que siempre es importante tener claro las características de las jugadoras. Por ejemplo, Melissa Herrera, Cristin Granados y Gabriela Guillén han cumplido diferentes roles en cada uno de los partidos que se jugaron en esta fase de la eliminatoria, detalló.

“Siempre por lo general tratamos de probar a las jugadoras en diferentes puestos”, amplió a ese respecto.

En zona defensiva, por ejemplo, utilizó a Daniela Cruz por la lateral izquierda debido a la carencia que tiene el fútbol nacional de jugadoras con perfil zurdo en esa posición. La jugadora del Saprissa cumplió con creces.

Al hacer la evaluación de los cuatro primeros partidos eliminatorios, la seleccionadora Amelia Valverde apuntó que se queda con el cero en la portería y con la mejora en la contundencia, si bien el equipo tuvo algunos errores puntuales en defensa y todavía dejó ir varias opciones de gol.

“Veremos bien el espacio”. Se va a trabajar con micro ciclos dentro del torneo, con tres días por semana. Allí se tratará de depurar algunos aspectos en defensa que, por ejemplo, llevaron a pérdidas de balón en el juego del martes ante Guatemala.

La seleccionadora rescató que de a poco se ha ido llevando una renovación en todas las líneas del equipo, y eso da confianza en el proceso pues si bien la base sigue siendo de mucha experiencia, se han insertado ya varias jugadoras jóvenes.

Espera que con los 14 días de trabajo que tendrá el equipo antes del Premundial a jugarse en Monterrey, México, se puedan consolidar aspectos puntuales dirigidos a fortalecer la contundencia del equipo.

El equipo comenzará a trabajar al día siguiente que termine el torneo local, y las legionarias se irán sumando de a poco.

Además, conforme con lo acordado con la UNIFFUT previamente, espera tener al grupo de jugadoras del medio local trabajando en micro ciclos de tres días por semana en los dos meses que quedan antes de que se venga la fase decisiva de la eliminatoria.

“Para nosotros, la primera fase se acabó. Empieza un análisis exhaustivo de los rivales. Lo que viene es muchísimo más difícil”, reconoció Valverde.

Explicó que los partidos dan mucho aprendizaje y por ello los 10 partidos de fogueo del año anterior tuvieron su peso. Para este año se plantaron una serie de objetivos que se fueron cumpliendo con los triunfos en los partidos importantes.

“Hemos tenido que hacer mucho análisis”, dijo, para afirmar que está contenta, pero “creo que estaré realmente contenta el día que se de la clasificación”.

Amelia Valverde insistió en que será clave plantear los partidos de manera correcta. “Estados Unidos, México y Canadá tienen jugadoras que todas son profesionales, y tienen un rodaje importante”, dijo, pero, también se deben cuidar los equipos caribeños que clasificaron al premundial.

More in Fútbol