SIGUENOS

Blogs

Alajuelense y su extraño milagro económico

Controversia: los temas de interés en la óptica del periodista Reinaldo Lewis

Liga Deportiva Alajuelense nos ha hecho testigos de un extraño milagro económico, justo en tiempos de pandemia por el COVID-19, y cuando dejó de percibir cerca de 1.400.000,00 dólares por concepto de taquillas en un año.

El conjunto manudo pasó de no poder manejar su deuda, a invertir mucho dinero en contrataciones. Cuando llegó Bryan Ruiz para el Apertura 2020, la directiva explicó que se logró a través de un acuerdo comercial que involucró a un patrocinador. Hasta allí, todo claro.

Pero, lo que se ha venido ahora, a mi me deja dudas. No porque crea que se está cayendo en algún manejo irregular en la institución, sino porque las explicaciones ofrecidas hasta ahora para hace entender lo que ocurre no me calzan. Parece, más bien, que hubo un cambio de política.

Me da la sensación de que los directivos de Alajuelense nos están vendiendo un escenario alejado de la realidad, pero para no exponer una dinámica que, si bien les está dando resultados en lo deportivo, introduce elementos que implican una transformación que no está claro que el fútbol costarricense pueda resistir en lo económico.

¿A qué me refiero? Nuestros equipos no pueden pagar sumas millonarias por traspasos de jugadores. El mercado, con la estructura que tiene, no lo soporta. Y no es sostenible en el tiempo.

Que Alajuelense haya pagado la cláusula de rescisión de Marcel Hernández al Club Sport Cartaginés, para mi gusto, lanza una alerta sobre lo que ocurre en el fútbol nacional. $150.000,00 es demasiado dinero para el mercado costarricense. Más allá de que Alajuelense recibiera dinero por el pase de Ariel Lassiter, o que le quedara algo de los traspasos de Ronald Matarrita, Marco Ureña y Juan Pablo Vargas.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Blogs