// Cargando Nota Deportiva // Cargando Nota Deportiva DeportesCR.net - Costa Rica - De inflaciones y cortinas de humo: el caso de Saprissa

Nuestro Canal de YouTube DeportesCR

De inflaciones y cortinas de humo: el caso de Saprissa

La oferta del Saprissa a Johan Venegas fue renovar sin aumento salarial



Saprissa deja dudas por la forma en que arma su plantel. - Foto cortesía, Saprissa.

Apenas unos cuantos días han pasado del nuevo año y pareciera que el mercado futbolístico costarricense ha abierto algunas viejas heridas.

La contratación bomba de la temporada sin duda alguna es, hasta el momento, la salida de Johan Venegas del Saprissa para volver a la Liga Deportiva Alajuelense.

Pero el movimiento no solo produjo un impacto mediático en las dos aficiones más numerosas del país, sino que provocó reacciones encontradas en ambas instituciones.

El primero en responder fue Juan Carlos Rojas, presidente morado, quien luego de un prolongado silencio en redes -cuando su equipo gana y anda bien es muy usual su interacción en Twitter-, afirmó que Venegas tuvo que haber recibido mucho dinero para irse del Saprissa a su archirrival.

La contra alajuelense no se hizo esperar; primero fue el directivo José Cabezas, quien aseguró que al jugador no se le está pagando ni un cinco más de lo que percibía en la escuadra capitalina y que su regreso a la provincia de los mangos tiene que ver con otros beneficios más allá del salario.

Esta semana el jerarca erizo, Fernando Ocampo, atizó más la hoguera y dijo en Radio Columbia: “Hace tres años cuando Saprissa tenía los recursos (llevarse a Venegas) ahí no se hablaba de inflación deportiva… eso es una cortina de humo”.

Aquí hay que poner varios puntos en orden. El primero es que la oferta del Saprissa a Venegas fue renovar sin aumento salarial; es decir, quedarse con el mismo sueldo. Ante ese panorama no fue muy difícil para Alajuelense concretar el regreso del delantero.

Lo segundo es que Juan Carlos Rojas sigue lanzando cortinas de humo acerca de la inflación deportiva; simplemente, porque ha sido incapaz, -o no quiere- de invertir recursos de forma eficiente en la planilla morada.

Por ello ahora recurre a los argumentos de la pandemia, de la inflación, de la responsabilidad financiera, de la ausencia de taquillas y otros más, pero hace seis meses, en las mismas condiciones, Saprissa golpeó el mercado con la contratación de Daniel Colindres y Jimmy Marín; e incluso, estuvo a pocas horas de concretar la llegada del cubano Marcel Hernández.

Me parece más lógico pensar que la directiva saprissista carece de visión, agresividad y capacidad de negociación para atraer los mejores talentos a su equipo. Porque la pandemia afecta a todos, no solo al Saprissa, como pareciera hacer creer Rojas.

Hace tres años, Alajuelense estaba en carreras debido a las congojas económicas que vivía. Recuerdo que incluso se habló de vender el estadio Morera Soto a la Municipalidad para pagar deudas y luego construir otro inmueble.

Sin embargo, de ahí a la fecha, la institución rojinegra logró no solo enderezar el rumbo financiero, sino atraer a sus filas a jugadores como Bryan Ruiz -nada barato por cierto-, Álvaro Saborío, Adolfo Machado, Júnior Díaz, entre otros.

Igualmente, si hacemos un rápido repaso por otros clubes, la situación es similar. En Cartaginés, por ejemplo, adquirieron a Róger Rojas y David Ramírez, mientras en su pulso con los morados por Kendall Waston, su oferta fue superior a la de la “S”. Y a mí que no me digan que el presupuesto para planilla del cuadro de la Vieja Metrópoli es superior al de los morados. Eso no se lo compro.

Herediano, que tradicionalmente, mueve el mercado con sonoros fichajes, reforzó de forma inteligente su plantel con Minor Alvarez y Francisco Rodríguez.

Hasta San Carlos se dio el lujo de recuperar los goles de Saborío y reforzar la defensa con Machado.

El común denominador en todo esto es la agresividad de sus dirigentes que, de una u otra forma, encuentran formas “creativas” de negociar -y pagar- para contar con los futbolistas que sus técnicos requieren.

Mientras, pareciera que en el Saprissa a su gerente deportivo o le falta esa capacidad de negociación o está atado de manos sujeto a un presupuesto inflexible y, lo peor, pésimamente gestionado pues, aunque Juan Carlos Rojas diga lo contrario, la planilla del equipo, aunque es de las más caras del país, hoy por hoy no está a la altura ni de manudos y florenses, y cuidado si tampoco de brumosos.

*El autor es periodista con amplia experiencia en la cobertura deportiva

Recientes

Hernán Medford: “Confirmamos que en el fútbol no hay nadie indispensable”

Al entrenador del Club Sport Cartaginés, Hernán Medford siempre le molestaron las consultas sobre alguno de sus jugadores en esp

Luis Marín se siente limitado por la falta de dinero en Santos

Luis Marín halagó el trabajo de sus jugadores en el duelo de su equipo, la Asociación Deportiva Santos ante el Club Sport Carta

Cartaginés suma apenas con lo justo ante Santos

El Club Sport Cartaginés apenas sumó con lo justo en su presentación ante una Asociación Deportiva Santos muy limitada, al igu

En Sporting José Giacone no negociará la disciplina táctica

En Sporting FC vivirán cada victoria como una final. La situación en la que están no es sencilla y mantenerse lejos del sótano